SEGOPartoCasaEl portal farmacosalud.com ha publicado recientemente una entrevista al Doctor Txanton Martínez-Astorquiza a quien presenta como nuevo presidente de la SEGO(1).

Entre otros temas de interés se le pregunta por la opinión sobre el parto en casa. Sus declaraciones al respecto no difieren de las ya manifestadas en ocasiones anteriores como presidente de la sección de medicina perinatal de la SEGO. En concreto dice lo siguiente:

Desde el punto de vista médico, actualmente yo creo que no es recomendable el parto en casa. Si el parto es superrápido y es inminente y no lo puedes evitar, por supuesto te quedas en tu casa, llamas a una ambulancia o que alguien te ayude. Pero en general, ahora se puede acudir a los hospitales con libertad. Y yo creo que es lo adecuado… y no para convertir un parto normal, natural, espontáneo y fisiológico en un parto instrumentalizado, sino porque en un hospital puedes hacer lo mismo que en casa, es decir, ‘nada’: observar que la mujer se ponga de parto y ayudarle en sus contracciones y que tenga un parto fisiológico. nosotros en el Hospital de Cruces tenemos una tasa de partos vía vaginal del 75%, una tasa de cesáreas del 13% y el resto son partos instrumentales. La mayoría de las mujeres paren por vía vaginal sin episiotomías, sin rasurado, sólo con la asistencia de la matrona”. En opinión del doctor, “el parto se puede hacer de forma lo más natural y fisiológicamente posible en un hospital”, con lo que “evitarías los riesgos que puedes tener en tu casa. De hecho, en países también desarrollados como Holanda hay mucho parto en casa, pero las condiciones sanitarias son distintas porque disponen de ambulancias por si hay algún problema o alguna hemorragia, y disponen de personal entrenado para atender a esas mujeres; en definitiva, eso en Holanda igual es factible pero, desde mi punto de vista en España y en Euskadi creo que no”.

Al margen de este tema se le pregunta por su opinión sobre las doulas… al respecto dice que “La mujer parturienta tiene derecho a estar acompañada por una persona de su confianza y siempre les dejamos que elijan a su acompañante. A veces es el marido, a veces es la madre, a veces es una amiga y a veces es una doula, que es una mujer profesional que asiste a los partos y da confianza a las parturientas. A mí me parece estupendo… no conozco mucho ese mundo, no conozco qué tipo de relación tiene (la doula) con las parturientas, si es una relación comercial o simplemente una relación altruista, pero si la paciente se siente cómoda con una mujer que la acompaña, que tiene experiencia, que la ayuda y que le da seguridad, a mí me parece estupendo. Nosotros, en los hospitales tanto públicos como privados, dejamos que la mujer sea acompañada por la mujer que ella quiera y que sea de su confianza”.

Notas:

(1). A fecha de publicación de esta entrada todavía no consta en la página de la SEGO que se haya realizado el cambio de presidente. La entrevista ha sido realizada previo a su nombramiento, si bien, al tratarse de una candidatura única, se da por supuesto.

(2) El Dr. Martínez-Astorquiza es jefe de Servicio de Obstetricia-Ginecología del Hospital Universitario Cruces (Barakaldo, en Vizcaya) y jefe de Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Quirón Vizcaya.

 

MonigotePensandoNuestra reflexión sobre sus declaraciones

Sobre la postura acerca del parto en casa no resulta sorprendente ni muy distinta de la manifestada por la SEGO en anteriores ocasiones. En todo caso hemos de reconocer, con relación a declaraciones de otros presidentes anteriores que es algo más matizada y comedida (no adopta el tono de estar predicando una verdad absoluta sino que está dando una opinión, en base a sus creencias y también en comparación con su experiencia hospitalaria concreta que es, sin duda y no le vamos a quitar mérito por ello, considerablemente mejor que la de otros lugares de España.).

Agradecemos también que no caiga en la apología del miedo como argumento (estrategia que en otras ocasiones se ha utilizado tanto para argumentar en favor del parto hospitalario como para someter a las mujeres a las necesidades y protocolos médicos).

No obstante, su argumentación sobre el tema nos sigue pareciendo débil y poco sustentada en estudios científicos de calidad. En particular, cuando realiza una comparativa con Holanda,  dice que allí sí es posible por que disponen de ambulancias y de personal entrenado… estamos seguros de que el doctor Martínez-Astorquiza sabe que en España también tenemos ambulancias y profesionales, fundamentalmente matronas, perfectamente entrenadas para atender partos domiciliarios. Más aún, cualquier propuesta de parto planificado en casa, tiene en cuenta como criterios fundamentales, la presencia de un profesional sanitario preparado y la previsión de un traslado en cuanto la mujer o el profesional lo consideren oportuno. No se trata de tener una ambulancia en la puerta (eso no ocurre en ningún país) sino simplemente una coordinación básica con el hospital más próximo (algo que resulta muy sencillo planificar) y la disponibilidad de un coche particular (y muy excepcionalmente el servicio móvil de urgencias que ya funciona en nuestro país).

Nos parece justo también destacar algunos aspectos positivos en su declaración. Entre ellos el entender que tener un parto en un hospital no es (o no debería ser) sinónimo de convertir un parto normal, natural, espontáneo y fisiológico en un parto instrumentalizado, y que en un hospital puedes hacer lo mismo que en casa, es decir, ‘nada’: observar que la mujer se ponga de parto y ayudarle en sus contracciones y que tenga un parto fisiológico.

Con relación al tema de las doulas intuimos que sus declaraciones darán que hablar, tanto por parte de quienes quieran arrimar el ascua a su sardina, como quienes estén por la labor de seguir alimentando hogueras… De un modo u otro y más allá de intereses particulares creemos que debiera caer fuera de cualquier discusión el derecho de una mujer de escoger por quién quiere ser acompañada en su parto y la importancia de que se pueda garantizar la asistencia de un profesional sanitario tanto si es en casa, como si es en un hospital.

Entradas relacionadas