CMAJ.png

CMAJA finales de diciembre de 2015 salió publicado en el Canadian Medical Association Journal un nuevo trabajo científico sobre seguridad del parto en casa.  Como hemos hecho con otros trabajos traducimos aquí el resumen del mismo, enlazamos la fuente y aportamos nuestro propio comentario.

Eileen K. Hutton, Adriana Cappelletti, Angela H. Reitsma, Julia SimioniJordyn Horne, Caroline McGregor and Rashid J. Ahmed. Outcomes associated with planned place of birth among women with low-risk pregnancies CMAJ cmaj.150564; published ahead of print December 22, 2015, doi:10.1503/cmaj.150564

Resumen

Antecedentes: Estudios previos han demostrado que el parto planificado en casa se asocia con una disminución de la probabilidad de una intervención intraparto sin diferencia en los resultados neonatales en comparación con el parto planificado en hospital. El objetivo de nuestro estudio fue evaluar diferentes lugares de parto mediante la comparación de la mortalidad neonatal, la mobilidad y las tasaa de intervenciones en el nacimiento entre los partos planificados en casa y el hospital en Ontario, Canadá.

Métodos: Se utilizó una base de datos provincial de todos los embarazos registrados por matronas entre 2006 y 2009 para comparar las mujeres que planificaron el parto en casa al inicio del mismo con una cohorte de mujeres con embarazos de bajo riesgo que habían planificado el nacimiento en el hospital asistido por matronas. Hemos llevado a cabo un análisis por paridad. El resultado primario fue la muerte fetal, la muerte neonatal (<28 días) o morbilidad grave (puntuación de Apgar <4 a 5 minutos o reanimación con ventilación con presión positiva y compresiones cardíacas).

Resultados: Se compararon 11.493 planificados en el hogar con 11.493 partos planificados en el hospital. No hubo diferencias significativas con relación al resultado primario en función del lugar previsto para el nacimiento  (riesgo relativo [RR] 1,03; intervalo de confianza del 95% [IC] 0,68 – 1,55). Estos resultados se mantuvieron tanto para nulíparas (RR 1,04, IC del 95%: 0,62 – 1,73) como para mujeres multíparas (RR 1,00, IC del 95% 0,49-2,05). El número de intervenciones intraparto fue más bajos entre los nacimientos planificados en el hogar.

Interpretación: En comparación con el parto planificado en el hospital
el parto en casa asistido por matronas en una zona donde el parto en casa está bien integrado en el sistema de salud no se asoció con una diferencia en los los resultados neonatales adversos y sí con un menor número de intervenciones durante el parto.

 

Algunas valoraciones

Este estudio confirma los resultados de otros trabajos similares planteados con un diseño riguroso. En la visión de conjunto del trabajo no hace sino reafirmar lo que ya es una evidencia científica consolidada: en partos de bajo riesgo con asistencia sanitaria planificados en casa no hay diferencias significativas en materia de seguridad para el bebé y sí una menor tasa de intervenciones sobre la madre con relación a partos de las mismas características planificados en un hospital.

A estas alturas lo llamativo no es el resultado del trabajo sino la resistencia de algunos sectores médicos para aceptar la evidencia así como las dificultades sociales para normalizar esta opción como una posibilidad más dentro de una asistencia obstétrica de calidad.

Uno de los valores de este trabajo es que facilita una información bastante precisa sobre la incidencia de determinadas intervenciones y sucesos tanto en partos domiciliarios como hospitalarios de bajo riesgo. El amplio número de casos registrado permite valorar la incidencia de determinados sucesos obstétricos muy excepcionales (del orden de 1 o 2 casos cada mil nacimientos) comos son el fallecimiento del bebé o situaciones de morbilidad aportando datos que pueden ser significativos. Por ejemplo, constatar que, en partos de bajo riesgo la tasa de cesáreas está alrededor de un 5.8% si el parto se planifica en casa y de un 7,9 si se planifica en un hospital.

Uno de los datos signifiativos es la constatación de que no se han detectado diferencias en materia de seguridad para el bebé entre  los resultados entre el parto planificado en casa y el planificado en el hospital ni para el grupo de mujeres que ya habían tenido otros hijos ni para el grupo de mujeres primerizas. Los resultados de este  trabajo discrepan con lo detectado en otro gran estudio realizado en Inglaterra, donde parecía que, para mujeres primíparas, los resultados en partos domiciliaros eran peores que en partos hospitalarios. Es un tema pues que todavía está abierto a la investigación y sobre el que habría que ser prudentes antes de sacar conclusiones defiitivas. Sí que llama la atención que, mientras el 85% de las mujeres multíparas que planificaron el parto domiciliario lo concluyeron en casa solo el 54% de las primíparas acabaron allí.

Hay además una nota que señalan los autores del trabajo y que subrayamos aquí: parece importante el que el parto domiciliario esté bien integrado dentro del sistema de salud y que, además, sea atendido por profesionales sanitarios especialmente formadas en este tipo de atención.

Entradas relacionadas:

Descargar el estudio:

CMAJ dic2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *