Parte1

Hace un par de días, en la primera parte de esta entrada planteamos dos experiencias distintas de familias con relación a realizar a la opción o no un reportaje fotográfico de su parto. Enriquecemos esa pluralidad de puntos de vista incorporando también la mirada de la fotógrafa Mónica Usero, especializada en fotografía consciente, maternidad y partos:

La primera vez que oí hablar de fotografía en partos fue a través una amiga que me dijo “Mónica, yo quiero que tu me hagas las fotos del parto cuando me quede embarazada… ¿Has pensado en hacer este tipo de reportajes?” ..Y a mi, que hasta ese momento solo había realizando fotografías para embarazadas, bebés, etc. me resonó tanto la idea que empecé a buscar sobre el tema y a ponerme en contacto con centros, mujeres, asociaciones, páginas… y todo lo relacionado con la maternidad.

MaternidadMonicaUseroDesde hace algún tiempo mi trabajo fotográfico se desarrolla en el término “fotografía consciente”, donde trabajo la feminidad y desde la energía femenina.

Creo que quien decide parir en casa y además tener un recuerdo de ese momento tan especial, único y repleto de emociones, lo hace siendo muy consciente del gran momento que va a vivir, en la intimidad del hogar, y fuera de la habitación de un hospital y que además de vivirlo, quiere que sea un recuerdo para toda la vida.

Cuando me planteo realizar este tipo de sesiones fotográficas, lo hago siempre respetando la intimidad de la persona, evitando invadir el espacio que corresponde a los profesionales a la hora del parto, a la mujer y a las personas que la acompañan. Y desde ahí, capto los momentos y las emociones más puras y toda la energía que se mueve y que se vive durante el parto. En ningún momento hay una intención o sentimiento de estar invadiendo ni perturbando la intimidad el momento del parto, sobre todo si es la madre y el padre quienes me han buscado para que forme parte de ese momento tan especial y realice este trabajo.

Previamente a las fotos del parto, hay una toma de contacto con la familia, sobre todo la mujer a la que voy a fotografiar dando a luz. Para mi es importante conocer y que me conozcan antes a la personas que me van a abrir las puertas de su casa y su intimidad. Creando así un vínculo que considero necesario para un trabajo así.

No puedo hablar por nadie nada más que por mi, y en mi caso, a la hora de publicar una imagen, yo siempre mantengo el contacto con el/la cliente. Sobre todo en este tipo de reportajes donde es tan importante el respeto a la intimidad.

Cuando una mujer decide fotografiarse dando a luz, y además mostrarlo, nos está ofreciendo la posibilidad de contemplar una realidad distinta a la que se muestra en cualquier imagen de parto que puedas ver. El hecho de que una mujer decida por sí misma en algo tan importante como será el traer al mundo a su hijo/a es un acto revolucionario que aun hoy cuesta aceptar. Las mujeres que deciden parir en su casa, acompañadas por su matrona de confianza y un profesional que pueda inmortalizar la magia de esos momentos, para siempre, es una mujer valiente, consciente pero, ante todo, es una mujer con voz propia. Es su parto y ella decide. Y pocas cosas me parecen tan bellas como ver a una mujer, con lágrimas en los ojos, decidiendo desde su corazón, desde su útero, lo que cree que es mejor para su ella y su bebé. Toda la sociedad tendría que estar dando apoyo a esta mujer aunque ella, con la fuerza que caracteriza a las madres, en ese momento, no lo necesite.

Quien desee conocer el trabajo de Mónica puede hacerlo desde su página de facebook  www.facebook.com/monicausero.fotografia y también, en breve, en su página web carriuse.wix.com/monicausero

Otras entradas relacionadas